PirateBox

Una filosofía para compartir el conocimiento

Leyendo el título de este artículo el lector podría interpretar, por la denominación “pirate” y lo que ese nombre evoca en nuestra mente, que posiblemente estemos ante otra forma ilegal de hacer las cosas en Internet, que alguna mente brillante ha ideado un nuevo sistema para burlar las cada vez más crecientes trabas con las que los usuarios nos vamos encontrando en la Red para distribuir aquello que deseamos compartir. Pero nada más lejos de la realidad.

Por supuesto, casi todo es susceptible de usarse de forma fraudulenta, pero no es esa la filosofía de PirateBox. Pero vayamos por partes y aclaremos en primer lugar qué es esto y de qué filosofía estamos hablando. Una PirateBox es un dispositivo que crea una red inalámbrica local (WiFi) y particular, desconectada de Internet, y diseñada para compartir archivos anónimamente, chatear, compartir un tablón de anuncios, y para transmisión de medios (streaming). Podría decirse que se trata de una especie de “Internet particular portátil”, en una pequeña caja.

piratebox2Fue diseñado el año 2011 por David Darts, un profesor de la Steinhardt School of Culture, Education and Human Development de la Universidad de Nueva York bajo la licencia Licence Art Libre, creado con el fin de que los usuarios puedan llegar a ser liberados de la web tal y como la conocemos hoy día: venta de datos personales, anuncios dirigidos (publicidad), etc. Su creador expresó en varias entrevistas su deseo de mostrar que otra web es posible, anónima y gratuíta, que muestre los aspectos básicos de los comienzos de Internet: el libre intercambio de información y datos.

Por tanto, esto nos invita a pensar que estamos ante una nueva forma de compartir todo aquello que deseemos, fuera de la vista y del alcance de las tan temidas leyes sobre derechos de autor y demás variantes que nos acechan en Internet desde hace relativamente poco. Pero aunque como ya he mencionado esto es posible, no es esta la intención para la que fue creado este proyecto. No se promueve el robo ni la violación de ningún derecho, sino la reivindicación de un medio para facilitar la comunicación y el intercambio entre amigos y miembros de una comunidad local. En este sentido, las PirateBox se han venido utilizando no sólo para el intercambio de archivos y la transmisión de medios (música y vídeo), sino que ha sido el medio utilizado para realizar una serie de labores de forma sencilla, innovadora y a un coste ínfimo. Usado, por ejemplo, por músicos que han podido compartir sus creaciones en festivales y conciertos; por maestros, para distribuir y recoger materiales digitales de sus estudiantes, o por trabajadores de emergencias y voluntarios, para publicar información local sobre primeros auxilios y actualizaciones sobre la zona donde trabajan. También ha sido utilizado por bibliotecarios y escritores para recopilar, almacenar y distribuir textos electrónicos; por organizadores de conferencias, para distribuir material sobre las mismas y para proporcionar un servicio local de comentarios inalámbricos durante las presentaciones, y por equipos de trabajo, para colaborar en proyectos, o para compartir de forma segura datos sensibles, como claves criptográficas.

Otros usos interesantes podrían ser la distribución de catálogos e información detallada sobre productos que puedan estar disponibles en un comercio local, o la difusión por parte de oficinas o servicios con atención al público de material de interés, impresos, y otra serie de documentos y/o contenidos. Todo ello, además, sin gastar ni un solo byte de nuestra tarifa de datos, pues hay que recordar que estamos hablando de que todo este intercambio de información se realiza mediante red inalámbrica (WiFi).

El abanico de posibilidades es inmenso, y la facilidad y bajo coste con el que es posible poner en marcha una de estas “cajas” hacen este proyecto asequible e incluso deseable para cualquier usuario, que quizás lejos de darle un uso tan profesional, sin embargo pueda ver en ello una gran oportunidad de compartir en su ámbito todo aquello que considere de interés común, o que por cualquier razón quiera difundir. Esta es precisamente la filosofía: compartir el conocimiento, participando activamente en un medio que facilita el cultivo de la inteligencia, gracias a la distribución de la cultura y medios de información alternativos, promoviendo hábitos tan saludables como puede ser la lectura.

El futuro de estas PirateBox es bastante prometedor, y podríamos estar a las puertas de un “Internet alternativo” hecho por y para los usuarios, donde quizás no cupieran los recortes de libertades que cada día acechan más y más en Internet. Existen proyectos que están haciendo posible el estudio de que estas “PirateBox” puedan permitir, en un futuro no muy lejano, la conexión entre sí de cada una de estas cajas, siendo posible por tanto la creación de una única red inalámbrica en malla, en la que el contenido de todas las cajas conectadas pueda estar disponible para cualquier usuario que se conecte a esa red. De hecho, ya se han estado realizando experimentos con éxito, y se prevee el próximo lanzamiento de una versión alfa del software con estas características incluídas, gracias a otras iniciativas como el protocolo B.A.T.M.A.N. (better approach to mobile ad-hoc networking, https://www.open-mesh.org/projects/open-mesh/wiki), un protocolo de enrutamiento multi salto para redes de malla ad-hoc (entre iguales), o el programa Forban, una aplicación gratuíta usada para el intercambio de ficheros a través de un protocolo P2P de enlace local (http://www.foo.be/forban/).

El tiempo dirá si esta iniciativa tiene éxito. De momento, el parque de PirateBox va creciendo cada día, y no es de extrañar que si nos encontramos en una cafetería, o de camino al trabajo en el transporte público, y se nos ocurre activar el WiFi de nuestro teléfono, pudiéramos encontrar una red abierta con el nombre “PirateBox – Compartido libremente” o algo parecido, donde al abrir nuestro navegador web nos encontremos con la posibilidad de acceder a un contenido que, ¿quién sabe?, quizás podría resultarnos interesante. Y si no, al menos podremos chatear con otros usuarios.

Enlaces de interés: https://piratebox.cc/

Proyectos similares: Dead Drops (http://deaddrops.com/) de Aram Bartholl

Variantes del proyecto “PirateBox”:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s